1 jun. 2013

Incontinencia

La incontinencia urinaria (o vesical) se presenta cuando uno no es capaz de impedir que la orina se escape de la uretra, el conducto que la transporta fuera del cuerpo desde la vejiga. Es posible que la orina se escape de vez en cuando o que uno no pueda contenerla. 
Los tres tipos principales de incontinencia urinaria son:
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: ocurre durante ciertas actividades como tos, estornudo, risa o ejercicio.
  • Incontinencia imperiosa: implica una necesidad imperiosa y repentina de orinar. Luego la vejiga se contrae y la orina se escapa. Usted no tiene suficiente tiempo después de sentir la necesidad de orinar para llegar hasta el baño antes de orinarse.
  • Incontinencia por rebosamiento: ocurre cuando la vejiga no puede vaciarse completamente, lo cual lleva a que se presente goteo posmiccional.
  • Incontinencia mixta: involucra más de un tipo de incontinencia urinaria.
La incontinencia intestinal es la incapacidad para controlar el paso de las heces y no se aborda en este artículo.

Consideraciones

MICCIÓN NORMAL
Normalmente, la vejiga comienza a llenarse con orina proveniente de los riñones y se va estirando para acomodar más y más orina.
Usted debe sentir la primera sensación de ganas de orinar cuando hay cerca de unos 200 ml de orina (un poco menos de una taza) almacenada en la vejiga. Un sistema nervioso sano responderá ante esta sensación de estiramiento alertándolo a uno sobre las ganas de orinar. Al mismo tiempo, la vejiga se debe seguir llenando.
La persona promedio puede retener entre 350 y 550 ml (más de 2 tazas) de orina. Dos músculos ayudan a controlar el flujo de orina:
  • El esfínter (los músculos circulares que rodean la abertura de la vejiga) tiene que ser capaz de contraerse para impedir el escape de orina.
  • El músculo de la pared vesical (detrusor) tiene que permanecer relajado de manera que la vejiga se pueda expandir.
Cuando llega el momento de vaciar la vejiga, el músculo de la pared vesical (detrusor) se contrae o comprime para forzar la orina a salir de la vejiga. Antes de que este músculo se comprima, el cuerpo debe ser capaz de relajar el esfínter para permitir que la orina salga del cuerpo.
Para controlar la micción, usted debe tener:
  • Un sistema urinario funcional
  • Un sistema nervioso funcional
  • La capacidad de sentir y responder a las ganas de orinar
La incontinencia es más común en las personas de edad avanzada. Las mujeres tienen mayores probabilidades que los hombres de sufrir de incontinencia urinaria.
Los bebés y los niños hasta la edad en que aprenden a ir al baño no se consideran incontinentes sino que simplemente no han aprendido. Los niños hasta los 6 años aún pueden tener accidentes algunas veces. Las niñas pequeñas (y a veces las adolescentes) pueden tener una pequeña fuga de orina al reír.
Es normal que los niños se orinen en la cama hasta la edad de 5 o 6 años.
Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003142.htm